Home / LA TRINCHERA / ENTRE EL AHORRO Y LA AVARICIA

ENTRE EL AHORRO Y LA AVARICIA

Money coins stack growing graph and piggy bank nature background, business concept.

Escribe: Byron Mural

Hay una línea muy delgada entre la gente ahorradora y la gente avara, ¿Cómo sabes si estás pasando de una cosa a la otra? Una de las frases que más ha calado en mí del Papa Francisco es: “El dinero debe servirnos, no nosotros a él”, esto no lo entienden los avaros, pero ¿Cómo se define una persona que es avara? 

Avaricia: Afán de poseer muchas riquezas por el solo placer de atesorarlas sin compartirlas con nadie.

Los avaros coleccionan dinero, sí, lo apilan (lo aperchan) solo por el placer de verlo allí, a su disposición, pero generalmente no lo usan y si lo usan lo hacen en poquísimas cantidades y “gastan solo lo necesario” cayendo hasta en la ridiculez, pues pasan necesidades teniendo el dinero suficiente para resolver sus problemas económicos. Tienen un estilo de paranoia y creen que todo el mundo les pedirá dinero, creen que todas las personas se acercan a ellos con las intenciones de desplumarlos, aunque la verdad sea otra.

Viven en constante tención pues generalmente piensan que alguien podría robarles su tesoro, no lo guardan en bancos si no que lo mantienen muy cerca de ellos, pues los avaros son muy desconfiados, pero ¿Cómo se convierte una persona en un avaro? Generalmente se inicia ahorrando, atesorando el dinero “para una emergencia” o pensando en que en el futuro el dinero nos puede servir, hasta allí todo va bien, porque es necesario el ahorro y debe fomentarse en los niños, una persona con ahorros disponibles no tiene problemas al enfrentar una enfermedad, el avaro sí, porque tiene el dinero suficiente pero… prefiere morir antes que gastarlos. Si estas en la fila de los avaros, busca ayuda y no es necesario que despilfarres el dinero, pero… haz que te sirva, no le sirvas a él.

De nuestra serie: Los siete pecados capitales. (Avaricia)

About Edgar Trigueros

Check Also

FRACASADOS A TIEMPO COMPLETO

Escribe: Byron Mural El éxito tiene su fórmula, el fracaso también, generalmente las personas ansiamos …