TIEMPOS DE CRISIS

63

Por: Byron Mural

El país atraviesa por una crisis política, económica y social. Mientras que Lord Jimmy poco a poco se fue alineando con los poderosos y dejando solo al país, éste sucumbe en un agujero inmenso de crisis, el congreso descaradamente ha desfalcado al pueblo durante años, y se ha reelegido (el congreso) período tras período mientras al pueblo parece no importarle, ¿Por qué no nos va a importar quien está en el congreso si son ellos los que gobiernan? El punto es, que lo que menos nos interesa cuando votamos, es quienes van para diputados, es más el 99% de los votantes no saben a quién están dejando otra vez en el congreso y a quien no, pero eso no es más que una estrategia de los partidos, ¿Por qué no se hacen elecciones parlamentarias separadas de las presidenciales?

La economía está por los suelos y las fuentes de trabajo escasean, cosa que a los gobernantes no les importa, claro, ¿cómo les va a importar si ellos y sus familias si gozan de jugosísimos sueldos? Por su parte el pueblo parece sumido en un profundo sueño, mientras las carreteras, la salud, la educación, la fuentes de trabajo escasean, la inseguridad se triplica, las muertes abundan, al pueblo parece no importarle y el 90% de ellos prefieren elevar una “santa oración” y dejarle todo el trabajito al Todopoderoso en vez de protestar y exigir que el pueblo no sea vilmente abandonado.

Ya vienen las elecciones y los políticos y aspirantes a puestos públicos tendrán que actuar como los hombres y mujeres más amables y abiertos que existan, dispuestos a cumplir todas las demandas y con toda la disponibilidad de ser nuestro Mesías si votamos por ellos, pero… ¿En realidad podemos creer en ellos? ¿No se puede considerar esto como masoquismo?

En resumidas cuentas, nuestro país parece no detenerse en esta caída libre donde a nadie parece importarle que nos vayamos a estrellar… tarde, o temprano.

Compartir