IBAN AL ENTIERRO DE UN JOVEN CUANDO TAMBIÉN FUERON ASESINADOS

1585

Una llamada telefónica alerta a agentes de la Policía Nacional Civil indicándoles que en el interior del cementerio de la cabecera departamental de Jalapa se encontraban tres personas fallecidas por proyectiles de arma de fuego, la primera hipótesis que tienen es que fue un ataque directo entre pandilleros, tienen información que dos de los fallecidos pertenecen a un grupo antisocial, una tercera persona pasaba por el lugar y se quiso poner a salvo, no obstante fue alcanzado por las balas y también falleció en el lugar, según lo dio a conocer Marvin López Tobar Subcomisario de la Policía Nacional Civil de Jalapa.

Las personas fallecidas fueron identificadas como Mario Rubén Hernández; de 27 años, Ludin Estuardo Pérez Esteban; de 16 y David Armando Gonzales; de 20, Bomberos Voluntarios llegaron al lugar, pero a su llegada procedieron a evaluar a estas tres personas pero ya no contaban con signos vitales y al paso del tiempo únicamente pudieron atender a los familiares de la víctimas ya que sufrieron una crisis nerviosa.  Aunque manifestaban que los hoy fallecidos iba al entierro el joven Robinson Alexander Reyes Nájera, de 17 años, quien fue asesinado el pasado domingo en la Colonia Bosques de Viena.

Agentes de la Policía Nacional Civil están tras la pista de varios  antisociales que son los responsables de cometer estos crímenes ya que fue un ataque directo, es una rivalidad entre pandillas y ya están trabajando al respecto agrego Tobar. Tienen el problema de que ellos como agentes hacen su trabajo, han capturado a varios antisociales, los ponen a disposición de los tribunales correspondientes y en este caso se sorprende un menor de edad con un fusil e inmediatamente el Juez lo dejo en libertad.

Esto es una desventaja para ellos, porque esta persona quedo en libertad y ellos tienen que seguir trabajando, ya que esta persona puede comentar otros crímenes, es una persona antisocial y eso es un gran problema para ellos y para la sociedad ya que esta vez el ataque entre padillas termino con la vida de una persona ajena a su problema que su único delito fue estar en el lugar equivocado.

A dicho lugar se hizo presente el Auxiliar Fiscal del Ministerio Público, quien llegó acompañado con peritos en recolección de evidencias para iniciar las investigaciones y de forma preliminar se podría mencionar los más de 35 casquillos de proyectil de arma de fuego que quedaron esparcidos en la escena del crimen y además levantaron las actas de rigor de los tres cadáveres y los remitieron a la morgue del INACIF para la necropsia correspondiente.

Compartir