¿VERDADERO ROBO? O ¿AUTO ROBO?

666

Recientemente fue de conocimiento público que a un empleado de la empresa eléctrica municipal de Jalapa lo habían asaltado a escasos metros de la sede comercial de dicha empresa, cuando se dirigía a depositar una fuerte suma de dinero al banco, producto del recaudo del pago que los usuarios hacen por el servicio de energía eléctrica, una de las sorpresas según lo declarado a los medios de comunicación por parte del gerente es que no era primera vez que sucedía este tipo de hechos, pues según manifestó ya ha sucedido en otras oportunidades, la pregunta aquí es ¿Por qué las veces anteriores no se había hecho del conocimiento público?

LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD: es ilógico pensar que una sola persona sin la compañía de alguien que le brinde seguridad, sea enviada a una entidad bancaria a depositar una fuerte cantidad de dinero, según se indicó sesenta y tres mil quetzales, quien sabe de qué denominaciones eran los billetes que trasladaba el empleado de la mencionada empresa para saber la dimensión del paquete para dar a conocer que era dinero el que trasladaba, esa es una de las incógnitas además de preguntarse en qué trasladaba el dinero el empleado? ¿Porque si la empresa eléctrica municipal de Jalapa recauda más ingresos propios que la misma municipalidad, no fue ahí donde solicitaran la apertura de una agencia bancaria?

QUEDA AL DESCUBIERTO que la empresa eléctrica municipal de Jalapa si genera ingresos porque según las declaraciones del señor gerente esos sesenta y tres mil quetzales solo eran producto del recaudo de la mañana, a groso modo se pudiera decir que aproximadamente se recauda en el mes unos tres millones de quetzales, y aquí es donde cualquier usuario o vecino del pueblo de Jalapa con tres dedos de frete se pregunta ¿por qué entonces esta tan endeudada la empresa eléctrica municipal de Jalapa?

EL ESCAPE, según lo manifestó el gerente el robo fue específicamente en el portón del colegio liceo Jalapa y que los ladrones iban a bordo de una camioneta, técnicamente los hechores solo tenían dos rutas de escape una era seguir la vía para pasar por enfrente de la empresa eléctrica y salir para San Pedro Pínula y la otra era dar la vuelta por los helados doña elida y buscar la salida para monjas, seguramente si inmediatamente se hubiera dado aviso a la Policía Nacional Civil, algún resultado positivo se hubiera obtenido.

Mucho se comentó en las redes sociales por parte de vecinos jalapanecos que este acto más parece un auto robo, de por si se mencionaba al principio de la descomunal deuda de la que por años no ha podido salir la empresa eléctrica municipal de Jalapa y con estos actos oscuros y sin mayor explicación lógica que prueben un verdadero robo, se vienen a poner peor las cosas con relación a esa deuda, algo que seguramente tendrán que pagar todos los usuarios. Lo que sí es cierto es que existe negligencia de parte de las autoridades de dicha empresa al ordenar o permitir que se realicen depósitos de efectivo de esa manera sin tomar las medidas de seguridad pertinentes, imprudencia de parte del empleado municipal al llevar tanto dinero a depositarlo al banco sin las medidas de seguridad que esto conlleva e impericia, porque queda al descubierto que no tiene la experiencia, capacidad o los conocimientos necesarios para realizar ese tipo de trabajo y sin contar que ya no gozan de credibilidad en la población jalapaneca.

Compartir