PAGO DE DIETAS DIS QUE DEL AÑO 2016 DEL CONCEJO MUNICIPAL DE JALAPA

595

El código municipal Establece que los cargos de síndico y concejal son cargos de servicio a la comunidad, por lo tanto de representación gratuita, pero podrán ser remunerados por el sistema que de dietas por cada sesión completas a la que asista, siempre y cuando la situación financiera lo permita y lo demande el volumen de trabajo, debiendo en todo caso, autorizarse las remuneraciones con el voto de las dos terceras partes del total de miembros que integran el concejo municipal. (El subrayado es propio)

Que perfección y utopía a la vez de este artículo del Código Municipal, se debe tomar en cuenta que el código municipal es una de las tantas leyes con las que cuenta el ordenamiento jurídico guatemalteco, por lo tanto es una ley de observancia general que debe ser obedecida, aplicada, cumplida y en su caso sancionar su incumplimiento.

Los cargos de síndico y concejal son cargos de elección popular puesto que en las elecciones generales cada cuatro años se eligen dichos cargos que se desempeñan en las municipalidades del país, su número se determina por la cantidad de electores que tiene cada comunidad de acuerdo al sistema establecido en la ley electoral y de partidos políticos.

En cuanto al servicio a la comunidad esto se debe interpretar en el sentido que se debe servir a todos los ciudadanos que residen en la comunidad en general con la toma de decisiones de beneficio común y particularmente a cualquier ciudadano que así lo requiera, en relación a los servicios que se prestan en las municipalidades del país.

Al indicarse en el artículo citado que son cargos de representación gratuita, quiere decir que representan no sólo a quienes les eligieron con su voto sino que desde el momento que son electos representan a toda la comunidad que constituye el municipio donde residen y por el que fueron electos y además que no reciben una remuneración, sueldo o salario por los servicios que prestan.

Así mismo el artículo citado establece que podrán (no dice deberán) ser remunerados por el sistema de dietas por cada sesión a la que asistan, es decir no es una obligación que los síndicos y concejales devenguen una remuneración en concepto de dietas, derivado que como se dijo anteriormente son cargos de servicios a la comunidad y por lo tanto de representación gratuita, además agrega dicho artículo que esto se dará siempre y cuando la situación financiera lo permita y además lo demande el volumen de trabajo que desempeñan los miembros del concejo municipal, no sólo es por la participación en las sesiones sino se debe justificar el volumen de trabajo que están realizando, esto debe comprobarse con los informes que mensualmente deben rendir las comisiones de trabajo al pleno del concejo municipal, lo que se desconoce si se da en la realidad.

 

Dicho todo lo anterior si atendemos a lo sucedido antes de la Semana Santa en la Municipalidad de Jalapa, específicamente una remuneración que recibieron los miembros del concejo municipal según se dice de 80,000.00 quetzales cada uno por un total de 15 miembros que integran el concejo sería un desembolso de 1,200,000.00 quetzales, y eso que son cargos de servicio a la comunidad y que deben desempeñarse gratuitamente, pero cabe preguntarse: ¿será que la situación financiera actual de la Municipalidad permite el pago de esa cantidad de dinero en concepto de dietas? Cuando hay una gran cantidad de trabajadores municipales que todavía están pendientes de recibir salarios atrasados y que se encuentran laborando actualmente en la Municipalidad, otro gran número de trabajadores que están esperando que les paguen sus prestaciones laborales derivado de un convenio de pago celebrado por retiro voluntario, otro gran número de trabajadores que todavía tienen pendiente de pago salarios caídos producto de la reinstalación ordenada por Juez competente, respóndase usted mismo estimado lector, si la Municipalidad tiene capacidad financiera para pagar esas cantidades de dinero en concepto de dietas…

Compartir