LAS TRANZAS EN EL MAGISTERIO JALAPANECO CON LA REFACCIÓN ESCOLAR

665

Es una pena tener que hablar de tranzas en el magisterio precisamente en pleno inicio del ciclo escolar, pero es necesario y un deber informar a la población jalapaneca, y que sea esta quien juzgue si estos hechos constituyen o no una denuncia pública para que las autoridades correspondientes, de oficio tomen cartas en el asunto e inicien las acciones legales pertinentes, seguramente algún maestro se sentirá aludido o se identificara con los hechos que a continuación se describirán pero cualquier parecido con la vida real es pura coincidencia y no se identifica ni se personaliza a maestro o centro educativo alguno ya que en la mayoría quizá se esté dando esta situación.

 

QUE PASÓ CON LA INVESTIGACIÓN: Se supo extra oficialmente el año pasado que la Dirección Departamental de Educación y su flamante directora tenían una investigación abierta sobre las tranzas que se estaban dando y se siguen dando y ahora con muchos más recursos, entre los maestros, padres de familia y comerciantes en relación a la refacción escolar de los niños de los centros educativos públicos, pues al parecer se han tenido denuncias de que algunos mal llamados maestros, padres de familia y comerciantes, se están apropiando del dinero que debe utilizarse para la refacción escolar de los niños que estudian en las escuelas públicas, algo inmoral, injusto, desleal, vergonzoso, asqueroso, penoso, pecado, etc. etc. etc. Y así pudiera enumerarse muchos calificativos para estos maestros, padres de familia y comerciantes, incluso hasta se les puede denominar delincuentes porque estarían cometiendo varios hechos constitutivos de delito en perjuicio del erario público y de por medio como víctimas los niños estudiantes de las escuelas públicas.

 

EL DINERO DE LA REFACCIÓN ESCOLAR: El gobierno de Guatemala a través del Ministerio de Educación y como una política de Estado, conste, no de gobierno, debe destinar un porcentaje de su presupuesto para la refacción escolar de los niños que estudian el nivel primario en los centros educativos públicos, dinero que es administrado por una junta escolar integrada por maestros y padres de familia, en algunas escuelas esta administración de ese recurso la manejan exclusivamente los padres de familia o caso contrario exclusivamente los maestros, en ambos casos debiendo rendir cuentas por medio de la liquidación de dichos fondos, amparados con facturas contables, pero al parecer unos días les dan la refacción a los niños y luego brilla por su ausencia y aunado a ello refacciones de mala calidad, quedándose con el dinero los maestros, padres de familia y los comerciantes que proveen los insumos para dicha refacción, para este año ese presupuesto fue incrementado casi en el doble de lo que se entregaba el año pasado si se hacían negocios con pocos recursos, que no irán a hacer ahora con el doble.

 

LOS DELITOS COMETIDOS POR LOS MAESTROS, PADRES DE FAMILIA Y COMERCIANTES: Si fuera el caso que se estuviera dando esta situación en las escuelas públicas, la responsabilidad es tanto para los maestros como para los padres de familia y los comerciantes, pues dicha junta debe por mandato legal estar integrada por maestros y padres de familia, respondiendo solidariamente unos de los actos realizados por los otros, pero si fuera el caso ambos incurrirían en delitos tales como APROPIACIÓN Y RETENCIÓN INDEBIDAS si se llegare a comprobar que se están quedando con parte de ese dinero y no le están proporcionando la refacción a los niños; también pudiera constituir un delito de PECULADO pues se estarían apropiando para su propio beneficio de dinero de las arcas nacionales; INCUMPLIMIENTO DE DEBERES pues si reciben una suma de dinero para ese fin debe darse fiel cumplimiento al destino de esos fondos; OMISIÓN DE FUNCIONES, puesto que desde el momento que asumen un cargo dentro de esa junta escolar lo hacen con el fin de cumplir con una función específica, que es la de dar refacción escolar a los niños y si no lo hacen además de los delitos, esto sería inmoral, injusto, desleal, vergonzoso, asqueroso, penoso y hasta un pecado mortal, incluso  es susceptible de pensar en la comisión de un HOMICIDIO CULPOSO en el caso que los niños estuvieran dentro de alguno de los niveles de desnutrición y por falta de esa refacción fallece.

 

LA COMPLICIDAD DE LOS COMERCIOS: al igual que para los padres de familia y maestros que integran las famosas juntas escolares, también para los propietarios de los comercios que con la entrega de facturas a cambio de una comisión, simulan compras de alimentos para suponer o justificar una refacción escolar, también es inmoral, injusto, desleal, vergonzoso, asqueroso, penoso y también pecado el que se presten para este tipo de tranzas mal olientes que vienen a causar mayores dificultades al sistema educativo público nacional, pero en cualquiera de los casos los peores en este triángulo de la tranza serían los padres de familia, prefiriendo quedarse con un par de centavos en la bolsa a cambio de que sus hijos no reciban su refacción escolar, o, como es posible que sabiendo lo que los maestros están haciendo no se pronuncien en defensa de los derechos de sus hijos.

Compartir