LOS RECHAZADOS

0
161

Por: Byron Mural

 

En cada familia, siempre nos encontramos con historias interesantes de padres que se mofan de querer a sus hijos e hijas a todos por igual, pero una cosa es lo que dicen y otra muy distinta lo que hacen. En cada familia o en casi todas hay un hijo o una hija preferida, desplazando parcial o totalmente a los demás integrantes. Pero…. ¿Por qué algunos padres prefieren a unos hijos y a otros no?. Las respuestas son infinitas, a veces los peores hijos, los más caprichosos, “las ovejas negras del familia” son los favoritos.

 

Sin embargo el hecho de que los padres lancen asus  hijos del nido no necesariamente significa que éstos se estrellarán contra el suelo y morirán, muchas veces los que se quedan bajo las alas de los padres, los consentidos los bebitos de mamá y papá son los que resultan al final más perjudicados, crean a hombres y mujeres incapaces de defenderse por sí mismos en el campo de batalla llamado “Vida” porque si papi o mami no están a su lado éstos se vuelven presa fácil de sus propias circunstancias.

 

A veces las más afectadas de las “Preferencias” de los padres, son las mujeres, en una sociedad infinitamente machista, los padres ven a sus hijas como “Sirvientas” y a sus hijos, en futuros herederos a un trono invisible que ellos plácidamente ocupan, en cierta ocasión un señor en una plática que teníamos al respecto me dijo que los hijos siempre serían más importantes que las hijas porque ellos perpetuarían su apellido, que ellos se merecían más herencia que ellas, a pesar de que sus hijas cuidaban de él y le daban de hartar, mientras que sus adorados hijos varones eran unos tremendos vagos, drogos y malandros.

 

Muchos hijos se van de casa porque prefierenvivir en un apartamento frío y solitario a estar en un hogar lleno de calor y amor para sus hermanos y demasiado desolador para ellos, hace más daño ver como los padres prefieren a unos e ignoran a otros, que no verlos.  Hace como cinco años me encontré con un amigo que era mi vecino, me contó que se había ido de su casa por ese motivo, sus padres demostraban excesivo afecto por su hermano menor y él sentía caer en un abismo de depresión, me contó que los primeros meses fue terrible, le fue mal en casi todos sus proyectos, por poco casi lo votan del apartamento donde vivía por no pagarlo a tiempo pues no encontraba trabajo, a pesar de todos los sinsabores de la vida, logró estabilizarse, empezó a trabajar en un banco y luego de eso, se asoció con un amigo, convirtiéndose en uno de los hombres más ricos del país, cuando sus padres se enteraron de su cambio de vida, de que pasó de ser un don nadie a un hombre rico lo buscaron, pero nunca pudieron acceder a él. “No es que yo sea malo con mis padres” –me dijo.— “Simplemente es que cuando me fui de la casa y ellos no se preocuparon por buscarme, por saber si estaba bien o no yo quedé huérfano, allí murieron mis padres”. No se le llenaron los ojos de lágrimas, ni había ninguna emoción en su rostro, simplemente había superado la perdida de sus padres que estaban muertos en su alma aunque vivieran en la vida real.

Sigue al autor en sus redes sociales:

Facebook: @byronmuralOficial Twitter e instagram @byronmural

JALAPA1

 

No hay comentarios