LOS DESASTRES NATURALES Y LA RESPONSABILIDAD DE LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS

0
967

Los desastres naturales tienen la característica que por el hecho de ser naturales no es posible predecir la magnitud o la intensidad con la que van a impactar determinado territorio o los daños que podrían causar a la población, son eventos fortuitos que obligan a prepararse de conformidad con lo que establecen las autoridades responsables de la coordinación en estos casos, pero es responsabilidad de todos los ciudadanos incluyendo los funcionarios y empleados públicos el tomar las acciones preventivas cuando no han ocurrido los eventos o de mitigación cuando dichos eventos ya han ocurrido, para eso la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres CONRED establece que en cada municipio debe haber integrado un COE (centro de operaciones de emergencia) para que al momento de producirse un evento susceptible de provocar desastres, éste se active y tome las acciones necesarias para resguardar la integridad física de la población o en su caso restituya los daños materiales que ya fueron causados, en especial en los municipios quien por mandato legal debe coordinar este comité es el Alcalde municipal, se hace referencia a este tema por el evento suscitado la semana recién pasada en el municipio de San Manuel Chaparrón, del departamento de Jalapa, lo cual alarmó a los vecinos, pues los mismos ancianos del lugar indican que jamás se había visto un acontecimiento igual.

 

LA COORDINADORA MUNICIPAL PARA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES (COMRED), en cada municipio del país debe existir esta coordinadora, la cual debe integrarse con los empleados y funcionarios públicos con presencia en el municipio y debe estar coordinada por los alcaldes municipales, quienes deben girar las instrucciones en caso de desastres o siniestros, o cualquier evento susceptible de provocar desastres o daños en el municipio, se sabe del último evento natural que se produjo en San Manuel Chaparrón, Jalapa, oportunidad en la cual debió funcionar dentro de la COMRED, un COE, centro de operaciones de emergencia, para tomar las acciones inmediatas derivado de los desastres provocados, según se sabe ni coordinadora, mucho menos COE funciona en el municipio de San Manuel Chaparrón, lo cual es una obligación del señor Alcalde municipal, se desconoce qué acciones sí es que las tomó el día del evento natural del cual la población no sabía qué hacer ni a dónde acudir, por lo tanto está comprobado que debe conformarse dicha coordinadora, incluso en casos de emergencia se faculta a las municipalidades de conformidad con la ley de contrataciones del Estado, para asignar los fondos que sean necesarios para mitigar los daños que haya causado determinado desastre natural, esto también es omisión de funciones.

EL ALCALDE ENEMIGO DE LA PRENSA, así se ha catalogado al alcalde de San Manuel Chaparrón pues ha tenido algunos roces con periodistas en el departamento de Jalapa, incluso al grado de tratarlos de extorsionistas y por lo visto también le vale poco lo que pueda sucederle a los vecinos de su municipio pues según se sabe no tomó ninguna acción antes, durante ni después del desastre natural que provocó daños en el municipio la semana recién pasada, es más la gente del municipio rumorea que a lo mejor ni estaba en el lugar ese día, se sabe que hubieron daños graves a las cosechas agrícolas y daños en viviendas, será que ya haría las coordinaciones con él MAGA y con el MICIVI, a efecto puedan apoyar a las personas afectadas, he ahí la importancia de la coordinadora, porque con el informe de daños de ésta coordinadora, ambos ministerios están en la obligación de proporcionar la ayuda necesaria que corresponda a los vecinos de conformidad con el daño sufrido, por su parte poco se sabe de las acciones de la CONRED departamental de Jalapa en relación al tema, quien en su caso debió entrar a suplir la deficiencia de la falta de conformación de la coordinadora municipal, pero se desconoce si se tomaron las acciones pertinentes pues mínimo ya se hubiera presentado un informe circunstanciado de la emergencia y las recomendaciones tanto para la población como para las autoridades correspondientes, lo cual también constituye una omisión de funciones.

No hay comentarios